Israel gana Eurovisión 2018

Serbia se cuela en la gran final

Andres Putting (EBU)
Frente a todo pronóstico, Serbia ha conseguido su pase para la final. Jamas habría pensado que esta canción típica balcánica con toques POP se hubiera clasificado. Para mí ha sido la gran sorpresa de la noche. 

El espectáculo televisivo empezaba con la actuación de Alexander Ribak, que seducía a la cámara con sus enormes ojos y con su carisma, que ya le hicieron ganar en 2009. Tocando "instrumentos virtuales" en la primera parte de la canción, Alexander ha hecho pasar a Noruega a la Final, donde actuará en la primera parte.

Rumanía ha actuado con su pop-rock a medio tiempo, pero no ha podido clasificarse, así como San Marino, cuyos bailarines androides no podrán "actuar" el próximo sábado. La intérprete rusa tampoco ha podido conquistar al público europeo, y ha dejado a Rusia fuera de la gala final lisboeta.

Sin embargo, Dinamarca ha llegado a la mayoría del público en el Altice Arena con su himno vikingo. Es pegadizo y atrayente. Actuarán en la segunda parte, como la mayoría de las canciones animadas. Moldavia también ha sabido conectar con el público con su animada canción que nos levanta el ánimo. En la actuación, la cantante oculta sus amoríos con sus dos "pretendientes" con unas puertas que se abren y cierran. Actuarán en la segunda parte.

Países Bajos se ha clasificado también para la final. El integrante masculino de The Common Lunetes vuelve a Eurovisión para participar con este Country-Rock. La cantante australiana ha sido la mas aclamada por el público. Disfruta del escenario, pero para mí, está lejos de lo que opinaba en un principio, que, en mi opinión, era la ganadora de esta edición. Ambas actuarán en la segunda parte. 

Georgia, Polonia, Malta, Montenegro y Letonia no han pasado a la final. La letona se ha mostrado con actitud y ganas, pero la canción le quedaba pequeña.

Era evidente que Suecia y Hungría tenían una plaza "reservada" en la final. Actuarán en la segunda parte. Está claro que lo diferente tiene mas opciones para clasificarse. Hungría con su Heavy y Suecia con su plataforma iluminada construida en Lisboa para la ocasión.

La canción eslovena me ha ido gustando cada vez mas durante esta y la anterior semana. Tanto me ha cautivado, que hoy he llegado a incluirla entre los diez finalistas y así ha sido, donde actuará en la primera parte. Justo en la misma que actuará Ucrania, el vampiro que utiliza su piano como ataúd.

Comentarios