Israel gana Eurovisión 2018

Amaia y Alfred graban la postal de Eurovisión en los rincones mas románticos de las Azores

Foto: RTVE
Amaia y Alfred ya están de vuelta de su primera visita a Portugal como representantes españoles en el Festival de Eurovisión 2018. 

La pareja eurovisiva ha volado estos días hasta las Azores para grabar la ‘postal’ que precederá a su actuación en la final del Festival el próximo 12 de mayo. Cuarenta segundos que les presentarán ante Europa y que mostrarán rincones espectaculares y costumbres locales de las islas portuguesas.

La cadena pública de Portugal, la RTP, ha escogido para la grabación de la postal de España las islas Azores, un archipiélago de nueve islas situado en el Océano Atlántico. Concretamente la más grande de ellas, San Miguel. La ‘isla verde’, llamada así por sus praderas y famosa por la belleza de sus lagos, es un enclave paradisíaco muy acorde con el romanticismo de ‘Tu canción’, el tema con el que Amaia y Alfred intentarán enamorar a Europa.

La grabación de la postal, con realización de Andre Banza (en la foto), tuvo lugar este miércoles en una intensa jornada de rodaje que arrancó muy temprano, a las cinco de la mañana, y terminó en torno a las seis de la tarde.

Foto: RTVE
Más de doce horas de rodaje en la que Amaia y Alfred visitaron tres localizaciones. En la primera, la Lagoa de Furnas, Amaia y Alfred se sometieron a la experiencia de ‘El Cocido de las Calderas de Furnas’, comida típica de la zona que sigue todo un ritual durante sus ocho horas de cocinado.

La segunda localización les llevó hasta el mirador Pico de Ferro, desde donde pudieron apreciar toda la magnitud del lago de la caldeira das Furnas. 

Y el tercer enclave fue el Parque Natural Terranostra, uno de los más antiguos del mundo.

De España a Portugal a través de una puerta típica del país. Así arrancan las postales de los 43 países participantes en la 63ª edición del Festival de Eurovisión. “Es como si entrásemos en un mundo totalmente nuevo. Estamos descubriendo muchas cosas sobre la cultura de las Azores y nos encanta su naturaleza”, ha afirmado Alfred, sorprendido por el olor a azufre que desprende la volcánica isla, y por el cambiante clima: “En esta zona concreta puede estar nublado y dos kilómetros más allá hace sol. Es alucinante. Cambia mucho la temperatura”.

“Me gustan mucho las Azores, es como estar en otro planeta”, cuenta Amaia. “No he viajado mucho, solo a París, así que no estoy acostumbrada a ver sitios como éste. Es una pasada”, añade.

Comentarios