Israel gana Eurovisión 2018

La Gran Final de Eurovisión 2017

Foto: Iberovision.org
Con el fin de facilitar el visionado de la gran fiesta de esta noche, vamos a comentar como será el transcurso de la misma.

Los artistas son presentados por orden de actuación con una impactante y dinámica "ceremonia de banderas". Los cantantes aparecen por el escenario mientras la bandera de su país es proyectada en las pantallas gigantes, luego cruzan todo el pabellón hasta situarse en su lugar asignado de la Green Room. El efecto es bastante atractivo para el telespectador.

A continuación, comienza el espectáculo propiamente dicho, y lo hace de la mejor forma posible, con Israel. Una actuación llena de energía y de alegría, con coristas y bailarines, al mas puro estilo israelí dará comienzo el Festival.

Después llega el turno de Polonia, con su bonita balada de estilo oscurantista que logró colarse en la Final desde la primera Semifinal, la mas difícil de las dos. Luego llega el turno de Bielorrusia, una canción étnica que derrocha alegría y baile sobre un barca. Al los aficionados les gusta y bailarán en el pabellón como si no hubiera mañana. Para seguir con el ambiente festivo, llega la positiva canción de Austria, con su carismático cantante, que sobre una luna menguante nos canta al amor de una forma muy optimista.

Entonces llega una de las llamadas a ocupar el TOP 10, Armenia, una canción muy potente y enérgica con una mejor realización. No hay que perder detalle.

A continuación aparecerán en escena la OG3NE, el trío de Países Bajos con espectaculares y afinadas voces que nos cantarán una balada un poco trasnochada pero que consiguió engatusar al público para colarse en la Final.  Para dar paso a otra divertida canción, en este caso la de Moldavía, con la que podremos bailar a ritmo de saxofón un facilón y pegadizo baile.

Ahora llegan los pesos pesado de esta primera parte del festival: Hungría, con una apuesta que puede hacer mucho daño ocupando puestos relevantes en la clasificación y por tanto dejando a otros sin ellos. Se trata de la segunda canción étnica de la noche. Todo un homenaje a la cultura gitana y por qué no al origen de nuestro Flamenco. A continuación la gran favorita desde febrero, Italia, el carismático Francesco Gavani nos habla de "Occidentalis Karma" y de como ha evolucionado el hombre desde el mono al desarraigado hombre de hoy. Luego viene Dinamarca con un medio tiempo positivista que empezó apareciendo en las partes altas de la tabla y ha ido perdiendo fuerza en las apuestas. Pero es que después llega la gran (como me gusta poder llamar así al país vecino) Portugal, y es que la apuesta sentida de Salvador Sobral ha llevado a la prensa a la "locura" de pensar que puede ganar. ¿Veremos la primera victoria de Portugal esta noche?

A continuación podremos contemplar la actuación de Azerbaiyán, con su onírica puesta en escena. No te sorprendas si ves escaleras de mano, una habitación de psiquiátrico o un hombre con cabeza de caballo, es el mundo de Dihaj, cantando a esa locura que es el amor. Y para cantar a la amistad llega Croacia, una sorpresa para mí inesperada en la Final. Este cantante de amplia tesitura hace un doble papel en italiano e inglés con un tema lírico clásico. Luego llega el turno de la balada de Australia, que da paso al primer descanso.

Tras la pausa: Grecia, con Demy sobre un estanque con agua nos canta una canción bailable que recuerda mucho a Cascada.

Foto: Iberovision.org

Es el momento de fijar los ojos en el televisor, pues en la posición decimosexta actúa España con el "Doing For Your Lover" de Manel Navarro. Una canción optimista con el Surf como eje fundamental. Es una pena que este año tampoco estemos acertados con el tema elegido, la puesta en escena y la interpretación, pues las casas de apuestas nos vuelven a situar al final de la tabla. Lejos de la décima posición que alcanzaron Pastora Soler y Ruth Lorenzo recientemente. 

Después de España actuará Noruega con una canción a medio tiempo que podría pasar desapercibida de no ser por los modernos efectos de sintetizador con los que se ha arreglado la canción. Es momento ahora de una nueva pausa.

Pausa mas que necesaria porque viene una final de infarto:

La preciosa balada de Reino Unido necesita tiempo extra de montaje, este es el por qué de la pausa ahí. Gusta mucho en la sala de prensa y para muchos podría estar en el TOP 10. Chipre apuesta este año por una canción muy actual con sonidos muy contemporáneos con ciertas reminiscencias de Rusia 2016. A continuación es Rumanía quien ocupa el escenario y lo hace con cantos alpinos mezclados con ciertos toques raperos traídos al estilo POP, muy respetada en el centro de prensa. La apuesta de Alemania, tiene sonidos muy actuales que ya triunfan en las radios, lo que hace que a la vez guste y sea criticada por falta de originalidad. De cualquier modo es una buena elección del país teutón. El país anfitrión, Ucrania, actúa en la posición vigésimo segunda con una canción pop-rock oscuro que, por única, puede arrancar algún voto. 

Cuatro de las favoritas cierran el festival

Las cuatro últimas canciones son cuatro de las grandes. La primera de ellas Bélgica, una canción de ultima generación con sonidos nuevos y una voz femenina grave que nos atrapa desde el principio. Sigue Suecia. ¿Qué no se ha dicho ya de Suecia? Si, aunque parezca mentira, puede volver a ganar este año. Una cuidada puesta en escena (como siempre) que comienza fuera del escenario para entrar en el recinto y subirse en unas cintas de correr (de las del gimnasio) que hacen un divertido baile. Bulgaria actúa a continuación y está llamada a hacer sombra a Italia, Suecia (y ahora también a Portugal) y a todo el que ose a acercarse al TOP 5. Para cerrar el festival se ha elegido a Francia. Algo muy francés con un sutil ritmo arábigo, cantado en el idioma galo e inglés con un bonito fondo de París y la Torre Eiffel, no se perderá en la zona baja de la tabla, todo lo contrario.

A partir de ahora tiempo para votaciones, tiempo para el recuento y el emocionante momento de las votaciones. Los 42 países votan en un orden preestablecido por la EBU a través de un algoritmo que garantiza la mayor expectación. A continuación se darán los votos del público, serán 2.436 puntos en juego y se irán dando por decenas a los primeros y por cientos a los mas votados. De esta manera no sabremos hasta el final quién es el ganador.

Comentarios