Israel gana Eurovisión 2018

Los "siete grandes"

Foto: Elena Volotova
Una vez escuchados los dos ensayos de cada país llega el turno del BIG 5 (Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido), Austria (como país anfitrión) y Australia (como país invitado por motivo del 60 aniversario del Festival de Eurovisión). 

Comenzamos con un plato fuerte: Italia, una de las mas aclamadas de este año, con una canción lírica de corte opera-pop. Algo completamente caduco que ya se ha experimentado por Letonia en 2007 y por Francia en 2011, sin grandes éxitos. No entiendo tanto revuelo este año por esta candidatura mas allá de la mediana posición propia de la calidad de la canción.

El grupo musical que representa a Austria aporta una canción de buena calidad de cadencia lenta. En escena aparece un batería, un guitarrista y un pianista, que además es el cantante. No consigo emitir un juicio claro sobre esta canción. Me parece de calidad suficiente, pero me horroriza la puesta en escena. No alcanzo a ver tengo ni idea de si la gente se va a animar

Una agradable sorpresa que me he llevado es que Alemania ha mejorado bastante desde la primera vez que la escuché. Además han realizado cambios en la actuación, incluso en la instrumentación. Ella canta e interpreta la canción bastante mejor que en su selección nacional, en la que quedó segunda (accedió al Festival tras la renuncia del ganador). El resultado es que antes no contaba con ellos y ahora se me meten en la lista.

Sin embargo el Reino Unido que había creado muchas expectativas por su peculiar vídeo de presentación para el Festival, en directo ha realizado una actuación de dudoso gusto desde la coreografía, al vestuario, pasando por el decorado y las luces LED de sus trajes. Todo un cúmulo de despropósitos que harán hundirse en la tabla.

La cantante de Francia lleva un vestido azul que no le sienta del todo bien, así como su peinado. Lo que ha hecho mejorar, y mucho la canción es el fondo visual sobre la reconstrucción de una ciudad devastada tras una guerra. Gran mejora de una canción que estaba totalmente fuera de todo pronóstico.

Y para cerrar los ensayos de hoy y de los países clasificados directamente en la final, llega el debut de Australia, con una canción soul-funky. Su cantante aparenta estar en una calle con luminosas farolas con iluminación en tonos amarillos y fuegos artificiales. En el centro de prensa es una de las favoritas, incluso con posibilidades de ganar, yo no termino de verla tan, tan alto.


Comentarios