Israel gana Eurovisión 2018

¿Es rentable organizar Eurovision?

El gasto de Eurovisión 2015 será repartido entre lo que aporta el Gobierno y la televisión organizadora (ORF), 10 millones de euros, y lo que aporta el Ayuntamiento de Viena, 11 millones de euros. Esto representa la mitad de lo que costó el festival el año pasado en Copenhague: 44'8 millones de euros, aunque originalmente estaba proyectado en 20 millones de euros. Pero es algo mas de lo que costó el festival de Malmö, 15 millones de euros.

Unas cifras muy alejadas del coste de Bakú (Azerbaiyán), que aprovechó el festival para promocionarse turísticamente y llevar a vabo un lavado de imagen.  Entonces, el coste rompió todos los récords con 100 millones de euros. En esta cifra desorbitada se incluía el conste de la construcción del Baku Crystal Hall, un impresionante estadio que se realizó en tan sólo un año por la empresa española FCC. 

Con estas cifras la pregunta es inevitable. ¿Resulta rentable organizar el certamen? Según un estudio del Institud Advanced Studies de Viena, la 60 edición del Festival de Eurovisión traerá consigo unos ingresos de 38 millones de euros, 28 de los cuáles irán a parar a Viena. Los resultados de este estudio demuestran los beneficios de la organizar Eurovisión. El impacto publicitario permitirá a la ciudad ingresar tres veces mas de lo invertido.

En los últimos años hemos podido ver casos en los que los beneficios son bastante superiores al dinero invertido, como en el caso de Atenas 2006, dónde los beneficios saldaron la deuda pública de la televisión griega. También se han dado casos de países que sólo recuperaron algo más de lo invertido, como el caso de Finlandia y los 13 millones de euros invertidos en Helsinki 2007 o Suecia y sus 15.000.000 invertidos en Malmö 2013. Otros países como Rusia (33 millones de euros) y Azerbaiyán (los 100 millones de euros ya comentados) no dudaron en hacer una gran inversión de dinero en organizar el Festival a sabiendas que no recuperarían esa cifra, ya que la economía de ambos países podía permitírselo.

El coste que supone para RTVE el festival año tras año es publicado en el BOE, expongamos los gastos de los últimos 5 años:

2015: 356.000 euros (Edurne). Presupuestado (pendiente de coste final)
2014: 386.994 euros (Ruth Lorenzo)
2013: 379.893 euros (El Sueño de Morfeo)
2012: 426.483 euros (Pastora Soler)
2011: 418.102 euros (Lucía Pérez)
2010: 382.742 euros (Daniel Diges) 

Un presupuesto muy pequeño para el número de espectadores que recibe anualmente convirtiéndolo en uno de los sábados del año en el que RTVE alcanza una de sus cuotas de pantalla mas elevadas superadas sólo por algunos partidos de fútbol puntuales y cuyo coste por derechos de retransmisión y tasas anuales es aun mayor.

Comentarios