Israel gana Eurovisión 2018

La primera semifinal coge forma

Foto: Thomas Hanses
Entramos de lleno en los segundos ensayos. Hoy los de la primera semifinal y mañana los de la segunda. Hemos comenzado con Moldavia a las 10:00 de la mañana. Me ha gustado bastante el ensayo. Los dos policías y la chica policía acompañan incansablemente al acróbata cantante. Se han ensayado dos finales: la chica le arresta apuntándole con una pistola o la chica le salva del ataque de los dos policias. La respuesta el martes 19 de Mayo.

Armenia sigue profundizando año tras año en sus raíces culturales, concretamente en las del árbol nacional, el albaricoquero que suele presidir año tras año el escenario. Los artistas alternan sus voces, bastante buenas, por cierto, en un entorno de visuales muy llamativo tanto en el suelo como en la pared, quizás mas interesantes en el suelo. En el ensayo de Bélgica, los coristas han cambiado el color de negro a blanco. Algunos pasos de la actuación también han cambiado, el final ya no termina de la misma forma, pues acaban todos los coristas tumbados en el suelo.

La representante de Holanda, también ha cambiado su vestuario, quitando el vestido de largo y asimétrico escote por uno mas sencillo y chaqueta. Eso sí probando varios colores de la misma. También ha seguido probando varias redecillas para los ojos. También ha habido cambios en el ensayo de Finlandia. Se han puesto repartidas por el escenario pilas de cajas de embalaje para dar un aspecto mas industrial a la canción heavy del festival. La delegación de Grecia, apenas ha hecho cambios en su escenografía. Tan sólo remarcar su calidad vocal y su buenísima interpretación que  ha hecho en un tema quizás recuerda demasiado a James Bond, para acercarse a Rise Like a Fenix.

Tras el ensayo de Serbia hemos visto que las pequeñas banderas blancas que sacaban en un principio ahora son de colores y mas grandes, por lo que ya no quedan tan ridículas en el escenario. También le han quitado el viento que enfocaba a la cantante y estaba mejor peinada, aunque mantenía su original cardado.

Tanto Hungría  como Bielorrusia no han cambiado en absoluto su actuación. En el caso bielorrusio, la chica con su túnica blanca sigue tocando el violín a su alrededor. Creo que no tendrá problemas en estar a la final.Y no he podido evitarlo, una vez la actuación de Rusia me ha  vuelto a emocionar. Entre los periodistas acreditados está despertando opiniones enfrentados, pero estoy convencido de que con esta canción y esta voz van a llegar a la final con muchas posibilidades de ganar.

A mi Dinamarca no me gusta, pero reconozco que es una opinión muy personal, a quien le guste ese estilo de música podría apoyarlo. Lo que es innegable es que la canción podría recordar a otras canciones de este mismo país en otros años.Me da cierta pena la cantante de Albania, pues su canción pasa completamente desapercibida y no es para nada mala y una voz muy bonita. No me atrevo a decir si la veremos en la final, pero no lo tiene fácil.

La canción de Rumanía es de esas canciones que te llegan dentro, por su melodía, por su ritmo, por la voz, y por el sentido. El intento intimista de llenar el escenario de maletas no me termina de gustar así como la indumentaria del intérprete pero cuento con ellos en la final, sin lugar a dudas. De igual forma que cuento con Georgia en la final. Con bota alta, altísima y short corto, cortísimo, hombrera grande, grandísima con acabado de plumas. Toda de negro, se convierte en ángel de alas blancas, la guerrera caucásica convence al respetable.


Comentarios