Israel gana Eurovisión 2018

El anfitrión a escena

Foto: Sander Hesterman. EBU
Con traje negro y pajarita se presenta Basim en el escenario, dispuesto a demostrar que la música danesa está en lo mas alto y que Emilie de Forrest no ganó por casualidad.

El cantante de origen marroquí (como Loreen) tiene 22 años y ya ha editado dos albumes desde que se dió a conocer en el Factor X danés.

La canción, "Cliche Love Song" intenta contarnos como conoce a una chica que le hace caer en todos los cliché, a cerca del amor y el enamoramiento.

Basim va a quedar muy bien. Tanto que podría quitar al Reino Unido la posición del mejor país el Big5, pero para eso tendremos que esperar a la gran Final. 

Comentarios