Israel gana Eurovisión 2018

Primeros ensayos de la primera mitad de la segunda semifinal


Uno de los valores añadidos de Eurovisión es la capacidad de sorpresa. Probablemente sea lo que mas nos gusta del festival. Y es que año tras año hay un puñado de canciones, un puñado de países y un puñado de puestas en escena que sin esperarlo, te emocionan.

Alguien dijo una vez: "Cuando creíamos que lo habíamos visto todo en Eurovisión...". En esa ocasión era Ucrania, quien con Anie Lorak nos dejaba atónitos con un juego de espejos que se tornaban transparentes en función de la luz.

Hoy es Azerbaiyán quien nos ha dejado las bocas abiertas. Algo sencillo, algo comunicativo, algo directo, algo emotivo. Una urna, una sombra viviente, un desafio a la gravedad es suficiente para convertir una canción medio-alta en un hit eurovisivo en una favorita en los pasillos del Malmö Arena.

Hoy también, nos han sorprendido menos, San Marino (Crisalida), que pierde en directo y no sabe plasmar el espíritu de la canción que tan efectista resultó en el videoclip.

Macedonia tiene dividida a la audiencia con "Pred da se", para algunos la canción es un esperpento, para los mas osados, les resulta muy interesante la interpretación de Esma en directo, por último los hay que opinan que Lorenzo es lo único bueno de la canción. ¿Llegará Macedonia a la final?

Finladia, derrocha simpatía y en Malmö se nota. Se espera que pase a la final y la sensación es muy positiva para lo que nos tiene acostumbrado Finlandia. Islandia también cuenta con el apoyo de los periodistas acreditados; una balada de corte clásico en su idioma original que, de alguna manera, llega mejor.

Sin mas comentarios mencionamos a , Malta (Tomorrow), que se queda plana en el escenario, Letonia y Bulgaria, aunque esta última es un poco menos que mas.

Comentarios