Israel gana Eurovisión 2018

Germany 0 points en la primera semifinal

La organización Alemana ha quedado por los suelos tras la emisión en directo de la primera semifinal en Düsseldorf, convirtiéndose, con permiso de Noruega, en unos de los peores "shows" vistos en Eurovisión al menos en los 7 años que Iberovision cubre este festival.

La dirección ha tenido que celebrar una rueda de prensa de urgencia hoy por la mañana para pedir disculpas por la continua sucesión de errores acontecidos durante la retransmisión de ayer.

Aunque el escenario es magnifico, el sonido en dolby 5.1 maravilloso y el sistema de iluminación, excelente, los asientos en el Sprit Arena dispuestos en la parte baja no se han colocado con un criterio adecuado. Existen asientos de tal manera que su visibilidad es limitada y son vendidos al mismo precio que los situados en primera linea.

En el interior del pabellón, en esta misma planta baja, donde se encuentra toda la prensa acreditada y los fans pertenecientes a las asociaciones oficiales, los sectores están todos a la misma altura. Por tanto, la gente que esta lejos, solo ve un cumulo de cabezas. Como además, gran parte de los espectadores no tiene acceso a las pantallas gigantes instaladas en el pabellón, no se puede disfrutar de la actuación, no teniendo la opción de elegir verlo en vivo o lo que ofrece la realización como en ediciones anteriores.

Cuando se entrevistaba a los artistas en la Green Room, conectaban las pantallas y luego las volvían a quitar, no haciendo siempre a tiempo o cortando la emisión a mitad para luego volver a conectar. Un desastre.
Además, según nos cuentan en España no hubo sonido durante la retransmisión de la actuación de Noruega, hubo problemas con el sonido de comentaristas, y aunque no lo hemos podido confirmar, esto podría haber podido pasar también en otros países. Con lo que podría haber influido en el resultado de las votaciones.

En definitiva, un cumulo de despropósitos que han podido ocurrir en otras ediciones, pero no todas a una como ha ocurrió en este 2011. La EBU hoy se ha empeñado en justificar y disculpar estos problemas.

Desde Iberovision esperamos que esto no vuelva a suceder en la segunda semifinal y desde luego en la final, lamentando que algunos problemas ya no podrán solventarse, como el tema de las alturas de las butacas.

Comentarios